Las escuelas del futuro

¿Qué características debería tener “la escuela del futuro”? Esta es una pregunta que circula continuamente en las discusiones sobre educación y que ciertamente tampoco es nueva. Casi por naturaleza es posible encontrar que la perspectiva de la educación es regularmente vista a futuro, se educan niñas y niños para un futuro posible a pesar de lo incierto que pueda parecer éste.

Creative Commons License photo credit: FranciscoBeriao

Redes es uno de los pocos programas de televisión española que vale la pena no perderse, de hecho vale mucho la pena verlo; de la mano de Eduard Punset abordan varios temas sobre ciencia, tecnología y educación en una perspectiva que a mi parecer puede resultar interesante o al menos provocadora.

Comparto con ustedes una charla con Richard Gerver a propósito de las “escuelas del mañana” que resulta tan provocadora como pertinente en cuanto las necesidades, preocupaciones e intenciones de quienes participamos en ellas.La premisa inicial de Gerver es que “las niñas y niños de ahora son diferentes a los de antes”, lo cual podría parecer bastante obvio y natural para muchos sin embargo puntualiza en la causa de ello; Gerver apunta a que las niñas y niños son diferentes debido a que los medios con los que cuentan son mayores, las comunidades de aprendizaje se han redimensionado y han permitido saltar la barrera de las experiencias limitadas que ofrece un modelo de escuela pensado hace al menos dos siglos.

“Ocurre que las niñas y niños aprenden más por sí mismos en las redes sociales que en el aula” resulta una afirmación fuerte y relevante, sobre todo en el contexto de la reflexión del papel que juegan los docentes al respecto de éstas y la consideración de que muchas de ellas y ellos no tienen un manejo siquiera inicial de éstas.

La preocupación que ha resultado incisiva en la discusión respecto de la incorporación de las TIC en el proceso de enseñanza-aprendizaje ha sido sobre la llamada “brecha digital” que naturalmente resulta abismal en tanto posibilita enormemente a unos y a otros les mantiene al margen de este proceso, esta brecha naturalmente se presenta ante nosotros como una necesidad de acción preponderantemente relevante y hace que la discusión sobre la inclusión de TIC no sea simplemente accesoria.

Resulta necesario recuperar de esta charla un par de premisas importantes, Punset propone una afirmación muy simple y a la vez interesante: “la felicidad se encuentra en la sala de espera de la felicidad”, a esta afirmación resulta análoga la propuesta por Gerver: “en la educación no es tan importante la meta del viaje sino lo que se hace durante el recorrido” puesto que conduce precisamente a una de los puntos importantes del discurso de Richard Gerver; en las escuelas se ha perdido el interés por buscar una respuesta por la misma obsesión que se tiene por la respuesta, ya no hay pasión en la escuela. Sobre este último punto resulta también relevante apuntar la necesidad de “llamado vocacional” por parte de quienes participan en el espacio escolar.

Como puede esperarse esta discusión es sumamente compleja, interesante y que tendría acotaciones importantes por hacer, sin embargo resulta también gratamente provocadora.

Deja un comentario