La necesidad de un Marco Teórico Mínimo – Filosofía

Es un dato conocido que la Filosofía es la madre de todas las ciencias, y quizá solo un poco menos conocido el dato respecto de su etimología: La filosofía (del Latín philosophĭa, y éste del griego antiguo φιλοσοφία, amor por la sabiduría. Sin embargo ¿es vigente aún el estudio de la filosofía? ¿sirve de algo estudiar la filosofía?

Como comentaba con anterioridad, actuar sin reflexión carece de un marco mínimo que justifique su acción o brinde herramientas mínimas para la explicación fenomenológica; la filosofía nos plantea preguntas, la filosofía nos abre las puertas al conocimiento, a la ciencia, pero ¿cuándo resulta útil la filosofía? ¿para qué nos sirve?

Slavoj Žižek es un filósofo e historiador natural de Eslovenia. De las grandes mentes actuales, su obra integra el pensamiento de Jacques Lacan con el marxismo, y en ella destaca una tendencia a ejemplificar la teoría con la cultura popular. En esta ocasión resulta pertinente referirnos a él para responder a estas “sencillas” preguntas sobre la filosofía.

Así, la insistencia de un marco de referencia mínimo, por que, me atrevo a afirmar, este existe siempre; partimos siempre de un marco de referencia mínimo, peligroso si es irreflexivo, absurdo si se supone que no existe o no es necesario. Nada más preocupante que escuchar o leer a personas decir que “la teoría y la práctica son cosas completamente diferentes” y que “no tiene caso tanta teoría”; luego resulta que los lentes con los que se ve la realidad se encuentran quebrados o mal calibrados.

Deja un comentario