Redes Sociales

A propósito de la idea de Castells (1999) sobre la Sociedad Red, un vídeo muy interesante que tenía pendiente de compartirles sobre las redes sociales.

Un programa de Eduardo Punset, de la serie Redes.

La necesidad de un Marco Teórico Mínimo – Filosofía

Es un dato conocido que la Filosofía es la madre de todas las ciencias, y quizá solo un poco menos conocido el dato respecto de su etimología: La filosofía (del Latín philosophĭa, y éste del griego antiguo φιλοσοφία, amor por la sabiduría. Sin embargo ¿es vigente aún el estudio de la filosofía? ¿sirve de algo estudiar la filosofía?

Como comentaba con anterioridad, actuar sin reflexión carece de un marco mínimo que justifique su acción o brinde herramientas mínimas para la explicación fenomenológica; la filosofía nos plantea preguntas, la filosofía nos abre las puertas al conocimiento, a la ciencia, pero ¿cuándo resulta útil la filosofía? ¿para qué nos sirve?

Slavoj Žižek es un filósofo e historiador natural de Eslovenia. De las grandes mentes actuales, su obra integra el pensamiento de Jacques Lacan con el marxismo, y en ella destaca una tendencia a ejemplificar la teoría con la cultura popular. En esta ocasión resulta pertinente referirnos a él para responder a estas “sencillas” preguntas sobre la filosofía.

Así, la insistencia de un marco de referencia mínimo, por que, me atrevo a afirmar, este existe siempre; partimos siempre de un marco de referencia mínimo, peligroso si es irreflexivo, absurdo si se supone que no existe o no es necesario. Nada más preocupante que escuchar o leer a personas decir que “la teoría y la práctica son cosas completamente diferentes” y que “no tiene caso tanta teoría”; luego resulta que los lentes con los que se ve la realidad se encuentran quebrados o mal calibrados.

Aprender es romper esquemas.

Partiendo de una idea constructivista del aprendizaje es natural reconocer la necesidad de los momentos de crisis que surgen cuando una variable nueva aparece y desajusta los esquemas previamente construidos que se tenían y que resultan el estímulo necesario para construir nuevos y con ello rearmar los esquemas de pensamiento que a modo de construcción de mundo tenemos, eso es por definición; palabras menos, palabras más, es aprender.

A propósito de los esquemas ya establecidos que nos dan certeza del mundo, y que con ello constituyen nuestra zona de confort un vídeo muy interesante sobre los sueños y la necesidad de salir de nuestra zona de confort, es decir, querer aprehender el mundo.

Son precisamente “los sueños” esa motivación intrínseca que nos permite -e incluso obliga a ello- salir de nuestra zona de confort  Sin la imperiosa necesidad de crecimiento en tanto una búsqueda de paz interior a través de resolver las grandes y pequeñas preguntas que nos planteamos no parecería necesario salir de nuestra zona de confort  Esto tiene una natural concordancia con la idea de que nuestra mente se plantea como premisa básica el instinto de supervivencia en varios sentidos, en proponernos la seductora idea de no salir de nuestra zona de confort a la vez de que se presenta como el mayor aliado cuando nos presentamos ante el vértigo incontrolable del aprendizaje real.

Las escuelas del futuro

¿Qué características debería tener “la escuela del futuro”? Esta es una pregunta que circula continuamente en las discusiones sobre educación y que ciertamente tampoco es nueva. Casi por naturaleza es posible encontrar que la perspectiva de la educación es regularmente vista a futuro, se educan niñas y niños para un futuro posible a pesar de lo incierto que pueda parecer éste.

Creative Commons License photo credit: FranciscoBeriao

Redes es uno de los pocos programas de televisión española que vale la pena no perderse, de hecho vale mucho la pena verlo; de la mano de Eduard Punset abordan varios temas sobre ciencia, tecnología y educación en una perspectiva que a mi parecer puede resultar interesante o al menos provocadora.

Comparto con ustedes una charla con Richard Gerver a propósito de las “escuelas del mañana” que resulta tan provocadora como pertinente en cuanto las necesidades, preocupaciones e intenciones de quienes participamos en ellas.La premisa inicial de Gerver es que “las niñas y niños de ahora son diferentes a los de antes”, lo cual podría parecer bastante obvio y natural para muchos sin embargo puntualiza en la causa de ello; Gerver apunta a que las niñas y niños son diferentes debido a que los medios con los que cuentan son mayores, las comunidades de aprendizaje se han redimensionado y han permitido saltar la barrera de las experiencias limitadas que ofrece un modelo de escuela pensado hace al menos dos siglos.

“Ocurre que las niñas y niños aprenden más por sí mismos en las redes sociales que en el aula” resulta una afirmación fuerte y relevante, sobre todo en el contexto de la reflexión del papel que juegan los docentes al respecto de éstas y la consideración de que muchas de ellas y ellos no tienen un manejo siquiera inicial de éstas.

La preocupación que ha resultado incisiva en la discusión respecto de la incorporación de las TIC en el proceso de enseñanza-aprendizaje ha sido sobre la llamada “brecha digital” que naturalmente resulta abismal en tanto posibilita enormemente a unos y a otros les mantiene al margen de este proceso, esta brecha naturalmente se presenta ante nosotros como una necesidad de acción preponderantemente relevante y hace que la discusión sobre la inclusión de TIC no sea simplemente accesoria.

Resulta necesario recuperar de esta charla un par de premisas importantes, Punset propone una afirmación muy simple y a la vez interesante: “la felicidad se encuentra en la sala de espera de la felicidad”, a esta afirmación resulta análoga la propuesta por Gerver: “en la educación no es tan importante la meta del viaje sino lo que se hace durante el recorrido” puesto que conduce precisamente a una de los puntos importantes del discurso de Richard Gerver; en las escuelas se ha perdido el interés por buscar una respuesta por la misma obsesión que se tiene por la respuesta, ya no hay pasión en la escuela. Sobre este último punto resulta también relevante apuntar la necesidad de “llamado vocacional” por parte de quienes participan en el espacio escolar.

Como puede esperarse esta discusión es sumamente compleja, interesante y que tendría acotaciones importantes por hacer, sin embargo resulta también gratamente provocadora.

Los videojuegos pueden crear un mundo mejor

¿Sería posible que los juegos en línea ayudaran a crear un mundo mejor? esa es precisamente la afirmación de Jane McGonigal: “Los juegos online pueden crear un mundo mejor”

Sobre los juegos de video, juegos de computadora y similares se han dicho muchas cosas, algunas han rallado en el colmo de lo alarmante con sus cercanías a lo absurdo; muchas de ellas nacen precisamente de un completo desconocimiento del tema, suposiciones incompletas o prejuicios extendidos. A esa discusión se incorporamos ahora una idea muy interesante propuesta por Jane McGonigal: “Los juegos online pueden crear un mundo mejor”.

Es una idea bastante loca, extraña y que no por ello debería ser tirada por la borda, sino por el contrario por eso mismo me parece que debería ser considerada, a propósito de ello Jane McGonigal en una conferencia para TED:

¿Sería posible hacer salir de la pantalla la colaboración y el “optimismo urgente”?

Sobre Jane McGonigal se dicen cosas muy interesantes: dirigió el juego multijugador “Superstruct”, ha participado en “The Lost Ring” para McDonadls y los Juegos Olímpicos de 2008. En este juego participaron más de 2 millones de jugadores de todos los continentes. Fue considerado como la idea más brillante del año por Adweek.

Jane McGonigal es Directora de Investigación y Desarrollo de Juegos en el Institute for the Future en Palo Alto, California. Allí recibió el reconocimiento de Harvard Business Review por su trabajo en el futuro de los juegos.

Su trabajo de investigación en juegos y colaboración masiva ha sido recogido en The Economist, Wired, y The New York Times; también en MTV, CNN, BBC, y NPR. En 2009, BusinessWeek se refirió a ella como una de las 10 personas más innovadoras en las que fijarse; Gamasutra la nominó como una de las 20 mujeres más importantes en el campo de los videojuegos; y Fast Company la seleccionó como una de las 100 personas más creativas en el mundo de los negocios.

Ha recibido premios de la International Game Developers Association, la International Academy of Digital Arts & Sciences, y fue nombrada como una de las 35 personas más innovadoras y que están cambiando el mundo (MIT Technology Review).

Oda al cerebro

El concepto aprendizaje es sumamente complejo, su conceptualización requiere considerar mucho más que únicamente la actividad neuronal en el cerebro; sin embargo lo que ocurre en el cerebro es por sí mismo muy interesante y complejo.

Ode to the brain es un collage de varias conferencias, charlas, textos y videos sobre el cerebro en voz e imagen de grandes expertos en la materia como Oliver Sacks, Carl Sagan, o Jill Bolte, es una joya y vale mucho la pena disfrutarlo e incluso aprender de él.

Paradigmas educativos

Ken Robinson nació en 1950 en Inglaterra y es Doctor en Educación por la Universidad de Londres y ha estado aportando ideas muy interesantes sobre la educación desde hace un rato, aborda temas sobre creatividad, la calidad de la enseñanza, la innovación y los recursos humanos. A continuación la animación de una conferencia sobre los Paradigmas de la Educación.

Resulta muy interesante esta perspectiva porque resulta crítica de muchas acciones y conceptos que comunmente son dados por sentados y sobre los que hace falta reformar de fondo y forma, ciertamente ocurre aquí una pregunta recurrente ¿y quién pone el cascabel al gato?